El Ron y Cuba, un largo camino juntos

Anuncio antiguo de ron cubano









El Ron y Cuba, un largo camino juntos

Del guarapo al Ron Superior

La historia del ron en Cuba comienza inevitablemente con la llegada de la caña de azúcar al país. La trajo el propio Cristóbal Colón en su segundo viaje y su cultivo se propagó rápidamente por toda la Isla. La bondad del clima para con este cultivo convirtió a Cuba, para finales del siglo XVI, en la reserva azucarera del mundo.
Fueron los esclavos que trabajaban en las plantaciones de azúcar los que empezaron a fermentar la caña y extraer el jugo para elaborar el tradicional “guarapo”, un proceso que tenían costumbre de hacer hasta entonces con yuca o maíz.

El guarapo de caña fue evolucionando y refinándose a la sombra de los ingenios azucareros. Con el paso del tiempo se convirtió en un licor fuerte que se obtenía mediante el trapiche en las plantaciones de azúcar.

ron-cuba-anuncio

Una nueva etapa de esplendor

Es en esta época cuando nacen algunas de las marcas de ron que conocemos hoy en día, Havana Club, Bacardí o Matusalem, principalmente de mano de inmigrantes españoles que fundaron sus propias destilerías en diferentes lugares de la geografía cubana.

A partir de 1959 estas propiedades fueron confiscadas y la producción de ron bajó. Sin embargo, es a partir de los años 90 del siglo pasado cuando la fabricación de ron comienza a ascender para vivir una nueva etapa de esplendor.

De la mano del consorcio Havana Club Internacional S.A, a partir de 1993 se rescata la producción del delicioso ron “Havana Club”, una empresa en la que colabora el gobierno Cubano con el grupo francés Pernod – Ricard.

El principal mercado, y escaparate, del ron Havana Club continúa siendo Cuba. Además, este ron de calidad tiene una amplia distribución en muchos países europeos, tales como Alemania, Francia y España.

El Havana Club es hoy un símbolo de la historia de Cuba, de sus avatares económicos y políticos, un emblema de su cultura y tradiciones, un vestigio de su carácter amable y abierto, un testigo de excepción de su devenir histórico.

Esta marca, que ha sabido bogar por los avatares del tiempo manteniendo la calidad, originalidad y sabor de su producto, cuenta su historia en directo al visitante en el Museo del Ron situado en La Habana Vieja.

En el local, que ocupa una antigua mansión colonial, se ofrece un paseo por el acontecer histórico del cultivo de la palma y la destilación del ron, así como una aproximación a la evolución de las técnicas y utensilios para su fabricación. La visita culmina con una cata – degustación de las diferentes variedades de ron Havana Club, en el marco de un bar interior amenizado por música tradicional cubana y otras manifestaciones de la cultura y el arte del país.

En Vettours te recomendamos la visita, y, si te alojas en Varadero, te proponemos una jornada inolvidable en la que vivirás la esencia de La Habana y que comienza con una visita y degustación en esta particular galería.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × 3 =