El barrio chino se moderniza



Resurge el Barrio Chino de La Habana



Concluye la primera fase del plan de rehabilitación del barrio chino de La Habana previsto entre las acciones de mejora de la ciudad con motivo de su 500 aniversario.

El distrito está siendo reconstruido y dotado con los elementos necesarios para relanzar su vida social, cultural y económica. Los primeros trabajos van dando sus frutos, cambia el aspecto y mejora la habitabilidad de la zona.

Las acciones comenzaron hace unos seis meses y este tiempo se ha empleado para recuperar establecimientos representativos del que fue uno de los mayores barrios chinos del mundo. Ya se están reconstruyendo bodegas y mercados y próximamente se comenzarán a erigir otros locales como una heladería de recetas tradicionales, un Centro de información turística e incluso un espacio dedicado a la meditación.

También se está trabajando en la reparación y mejora de la red de abasto de agua, gas, electricidad en los lugares en que estas presentaban deficiencias.

Florecen los negocios de hostelería, de hecho el barrio chino de La Habana es uno de los distritos con mayor densidad de restaurantes por metro cuadrado del mundo. Uno no puede dejar de probar las deliciosas “maripositas chinas” si pasea por las calles de esta peculiar zona de La Habana; Se trata de empanadillas fritas al estilo oriental que durante siglos se han comercializado allí y que forman parte de la memoria colectiva de la capital.

La inmigración china a Cuba comenzó allá por la segunda mitad del siglo XIX. Muchos de los ciudadanos chinos que llegaron a la Isla fueron empleados en la industria azucarera y, a diferencia de lo ocurrido en otros lugares, se mezclaron con los oriundos, otros inmigrantes y esclavos, estableciendo una comunidad abierta y mestiza que ha enriquecido la cultura cubana.

El resultado, varias cuadras de edificios con clara personalidad china en las que la vida vuelve a latir de la mano de los descendientes de la pretérita comunidad china y de un proyecto ilusionante que pretende devolver el antiguo esplendor al distrito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis + uno =