A Cuba, a bailar Rumba

taller de rumba cubana en La Habana

taller de rumba cubana en La Habana

Cosas que hacer en Cuba




A Cuba, a Bailar Rumba

Clases de baile para principiantes y avanzados en La Habana

Cayo Jutías en Pinar del Río



Pocas danzas entroncan más con el espíritu africano y libre de Cuba. La Rumba cubana es la expresión popular de la Cuba negra y sensual, alegre y profana, de azúcar y ron.

La rumba cubana es la madre de todas las rumbas y de otros bailes latinos como la salsa y la timba. Aunque hunde sus raíces en la historia de las etnias africanas que poblaron la isla, comienza a perfilarse como una danza con entidad propia en la época del colonialismo español.

El baile se popularizó entre los barracones, bateyes y caseríos cercanos a los Ingenios Azucareros de la geografía Cubana, como una celebración nocturna con toques paganos que invocaban la fertilidad. Muchas veces estas fiestas culminaban con la intervención de las autoridades españolas y la confiscación de instrumentos.

Es en el siglo XIX cuando la Rumba se extiende por los barrios periféricos de La Habana y Matanzas. En las barriadas, los negros liberados y blancos proletarios se reúnen en los “Solares” para ejecutar estos bailes afrocubanos al ritmo de golpes en los cajones de importar bacalao.





El taller, que tiene una duración de 5 días, está dirigido tanto a principiantes como a bailarines con experiencia y se desarrolla en la Academia de Arte y Cultura de La Habana

taller de baile en La Habana
No es hasta principios del siglo XX cuando la Rumba llega a Europa vía Nueva York, de dónde sale impregnada de Jazz. A su paso por España alumbrará la Rumba flamenca, la Catalana y la Gallega.

La Rumba siempre ha sido una danza de libertad, de liberación. Un ritmo salvaje que trae el latir de la selva a los pies del bailarín, un canto descarado a la fertilidad cuya riqueza le ha valido el nombramiento como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.

Existen tres tipos de Rumba Cubana; el Yambú, proveniente de la provincia de Matanzas, más lento y suave, La Columbia, también nacida en la zona de Matanzas y el Guaguancó, un baile nacido en los barrios negros de La Habana.

Taller de Rumba con profesionales

Y qué sitio mejor que La Habana para aprender, practicar y disfrutar de la rumba original. Si estás pensando en viajar a Cuba, te proponemos que participes en un curso de bailes populares durante tu estancia en la capital.

El taller, que tiene una duración de 5 días, está dirigido tanto a principiantes como a bailarines con experiencia y se desarrolla en la Academia de Arte y Cultura de La Habana. La jornada consiste en tres horas diarias de clase, dos de casino y una de rumba, en la que habrá sitio para la Columbia, el Guaguancó y el Yambú.

Estos talleres se desarrollan bajo la atención de bailarines instructores de salón, que practican junto con los estudiantes los pasos de pareja, además de la presencia del profesor. Contar con profesionales como parejas de baile contribuye a agilizar el proceso de aprendizaje, que resulta más eficiente, rápido y sencillo.

La Rumba siempre ha sido una danza de libertad, de liberación. Un ritmo salvaje que trae el latir de la selva a los pies del bailarín, un canto descarado a la fertilidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

doce + tres =